Finca La Rinconada

Los vinos BARCOLOBO nacen en la bodega situada en Finca La Rinconada, un extraordinario y pintoresco paraje natural en el término de Castronuño (Valladolid). Se trata de un lugar de larga tradición agraria, ganadera y cinegética enclavado en un entorno privilegiado: la Reserva Natural “Riberas de Castronuño – Vega del Duero”, un hábitat excepcional para especies como la garza imperial, los ciervos, los jabalíes, los aguiluchos y un sinfín de animales.

Reserva Natural

FLORA

RESPETO POR LA VEGETACIÓN

Un espectacular bosque enclavado en el único espacio protegido de la provincia de Valladolid. Aquí, podemos encontrar álamos blancos, chopos negros, sauces, pino piñonero, encinas, olmos así como plantas como el tomillo, cantueso o eneas. Toda esta vegetación acompaña al río Duero en su discurrir por una zona digna de descubrir y que sirve de refugio y protección a una gran cantidad de aves.

Reserva Natural

FAUNA

PROTECCIÓN DE MAMÍFEROS Y AVES

La Reserva Natural Riberas de Castronuño – Vega del Duero cuenta con una gran riqueza faunística. Gran cantidad de aves encuentran aquí uno de los últimos refugios donde descansar antes de continuar su viaje migratorio. De hecho, la presencia de aves amenazadas como la garza imperial o el aguilucho lagunero incrementan aún más su valor. En total se han contabilizado 189 especies de aves, 24 de mamíferos, 10 de reptiles, 5 de anfibios y 9 de peces.

Reserva Natural

PAISAJE NATURAL

CONSERVACIÓN DE ELEMENTOS PAISAJÍSTICOS

Muy pocas bodegas pueden presumir de estar enclavadas dentro de una reserva natural. La nuestra posee, además,  unas cualidades destacadas que le dotan de unos valores paisajísticos indiscutibles. Esto hace que nuestro compromiso sea, aún si cabe, mayor con el fin de proteger este entorno que, sin lugar a dudas, aporta a nuestros vinos la esencia y singularidad que les caracteriza.

Un lugar por descubrir
Para conocer y disfrutar. ¡Te invitamos!