Elaboración y crianza

elaboracion-y-crianza

La recolección se realiza manualmente en cajas de 15 Kg., evitando así la rotura de las uvas, que se trasladan a una cámara frigorífica en la que se rebaja la temperatura a 3ºC con el objetivo de evitar la oxidación y facilitar su posterior procesamiento, permitiendo obtener una mayor extracción de aromas varietales, colores y taninos nobles.

Posteriormente se realiza el despalillado y la selección de uvas que, sin estrujar, pasan por gravedad a depósitos de 5.000 y 10.000 litros, con temperatura controlada, para su maceración y fermentación, tras las cuales los vinos pasan a barricas de roble francés, con tostados seleccionados. El trasiego del vino se realiza tantas veces como sea necesario para conseguir la calidad deseada por el enólogo. Cada variedad y parcela se vinifican por separado para mantener su personalidad.